Archivo de la etiqueta: cuerpo y consciencia

Cuando escucho mi cuerpo

Sesión para desenredar tus nudos musculares

 

Permite a tu cuerpo que se sienta…
que se mueva…
que se abra a la vida…
que experimente…

Tener buena salud, mantener una buena salud, es una búsqueda que compartimos muchos de nosotros, sin saber muy bien qué camino tomar.

En este trabajo te doy una pista alentadora y al alcance de todos. Poco a poco, fibra a fibra, se comienza a desenredar esa madeja tan compleja que conforma nuestra musculatura.
¿Y luego? El cuerpo aprende a evitar caer en las trampas que le impedían sentirse bien. Recupera su confianza, su auténtica longitud, su belleza natural y la ansiada calma!!!

El Cuerpo necesita moverse… expresarse… soltar las tensiones… descubrir su eje… enraizarse… experimentar… deshacerse de los nudos y volar…

 

Un “segundo cerebro” funciona en el abdomen y regula nuestras emociones.

manos   Que el estómago “se cierre” en una situación estresante o que parezca “poblado de mariposas” ante el amor también tendría una explicación científica. El aparato digestivo está tapizado por una red de neuronas (células nerviosas) de amplio alcance, por lo que su cuidado es fundamental.

El BOK-BU una técnica de masaje coreano, procedente del Keng Rak, que se aplica en el ABDOMEN (considerado el centro de energía del cuerpo y nuestro segundo cerebro). Su origen, se remonta a la Medicina Tradicional China según la cual los desequilibrios energéticos son la causa de las enfermedades: “Para poder curar una enfermedad hay que tratar su origen”.

Es un masaje en el vientre, rítmico, profundo, específico, relajante, estimulante de la motilidad de la zona y el peristaltismo intestinal…una herramienta básica de tratamiento de los trastornos a nivel abdominal que consiguen la correcta circulación de la energía bloqueada y el equilibrio de la persona, tanto a nivel energético, como físico, emocional, mental y espiritual.

La famosa hormona de la felicidad la tenemos en el estómago, por eso debemos escuchar más al sistema digestivo. De cómo “sintamos nuestras tripas” depende nuestro ánimo. Si aprendemos a escuchar sus señales estaremos más sanos y equilibrados.

En los sueños encontramos los huecos de la personalidad.

Encontramos que la persona no tiene ojos o no tiene alma o piernas en las que apoyarse; cualquier cosa que falte en la existencia de la persona.Imagen

Utilizamos las ventajas de lo irreal porque en este campo, los deseos no tropiezan con obstáculo alguno y además, la propia irrealidad nos hace vivir emociones intensas, sin tener que soportar las consecuencias…

El sueño señala directamente lo que se evita para estar completo.